2 de julio de 2011

ES UN LAMENTO...ARGENTINO

El equipo del Checho Batista no tuvo un buen debut: enfrentó a los bolivianos en el estadio Único de La Plata y empató 1a 1. En el arranque del segundo tiempo apareció Edivaldo y sorprendió a todos. Después igualó Agüero y emparejó las cosas.
Para el debut en la nueva edición de la Copa América, Sergio Batista apostó por un esquema clásico, con cuatro jugadores en el fondo, tres volantes, más Lavezzi y Tevez, como extremos, responsables de la sociedad ofensiva con Lionel Messi.

Y el equipo argentino tardó dos minutos en generarle peligro al arco defendido por Carlos Arias, porque Messi metió el balón en el área, en un tiro libre, y Tevez apareció libre, para colocar un cabezazo que se fue desviado.
La postura de Bolivia no arrojó sorpresas, porque juntó defensores y mediocampistas cerca de su propia área, para no dar ventajas, mientras que Marcelo Martins representó el protagonista de una mínima apuesta del contraataque.

Al equipo de Batista le costó armar sociedades positivas entre los volantes y los delanteros y la confusión argentina animó a los bolivianos, que a los 21 minutos llegaron con peligro sobre los dominios de Romero con un remate de Rojas.

Hasta que Messi decidió tirarse unos metros atrás para armar juego y a los 25 minutos, de su zurda mágica partió un pase preciso para Lavezzi, quien entrando por derecha remató cruzado, cuando su única oposición era el arquero Arias.

A la media hora de juego, Messi se inspiró nuevamente, habilitó a Tevez, pero el remate del atacante del Manchester City de Inglaterra, al primer palo, fue desviado por Carlos Arias al tiro de esquina.

A los 32 minutos, en otra maniobra que tuvo a Messi como protagonista, Arias entregó un error inesperado, y Cambiasso estuvo cerca de marcar al tomar el rebote largo del arquero de Bolivia.

En el complemento, de entrada, llegó el baldazo de agua fría para el elenco argentino, porque en un tiro de esquina, Rojas desvió el balón con el taco, pero fue Banega se demoró en rechazar junto al primer palo, confundió a Romero y con ese accidente, Bolivia se puso 1 a 0 en el marcador.

Con esta circunstancia, Argentina aumentó el ritmo de juego y tuvo dos situaciones claras en los pies de Lionel Messi y Angel Di María, quienes no le acertaron al arco en sus definiciones.

En el medio, a los 20 minutos, Bolivia contó con la gran chance de ampliar la diferencia, cuando Martins quedó mano a mano con Romero, y el arquero argentino le ganó el duelo en dos situaciones consecutivas.

Con más ambición que ideas futbolísticas, el equipo de Batista lo buscó por arriba, por abajo, y especialmente gracias a la inyección de profundidad que le otorgó Agüero, que entró por Lavezzi.

A los 30 minutos, Burdisso la bajó de pecho en el área y Sergio Agüero facturó con un remate alto cruzado, que dejó sin respuestas a Arias, para poner el 1 a 1.

No hay comentarios:

Publicar un comentario