17 de agosto de 2011

CRUZEIRO VS RIVER FINAL SUPERCOPA 1991



La Supercopa "João Havelange" (tradicionalmente denominada Supercopa) era una competición disputada entre todos los equipos campeones de la Copa Libertadores de América. Se llevó a cabo desde el año 1988 hasta 1997. Fue eliminada en 1997, para darle paso a la creación de la Copa Mercosur y Copa Merconorte, las cuales -a su vez- absorbieron a la Copa Conmebol en 2000 para crear un torneo único para el segundo semestre del año a partir de 2002. Por ello, la Supercopa es considerada como una de las cuatro precursoras de la actual Copa Sudamericana, junto a la Copa Conmebol, la Copa Mercosur y la Copa Merconorte.[1] [2] [3] [4] [5] . Los equipos con más títulos son Cruzeiro e Independiente, con 2 cada uno.

4) Edición 1991
02/10/91 en Belo Horizonte: Cruzeiro de Brasil 0, Colo Colo de Chile 0
09/10/91 en Santiago: Colo Colo de Chile 0, Cruzeiro de Brasil 0
Definición por penales. Para Colo Colo convirtieron: Rubén Martínez, Vilches y Dabrowski. Para Cruzeiro convirtieron Antonio Boiadeiro, Mario Tilico, Charles y Paulao. Colo Colo 3, Cruzeiro 4
16/10/91 en Belo Horizonte: Cruzeiro de Brasil 4 (Charles 3 Y M. Boaideiro), Nacional de Uruguay 0
23/10/91 en Montevideo: Nacional de Uruguay 3 (Wilmar Cabrera, Venancio Ramos (p) y Wilson Núñez), Cruzeiro de Brasil 0
31/10/91 en Belo Horizonte: Cruzeiro de Brasil 1 (Marquinhos), Olimpia de Paraguay 1 (Carlos Guirland)
06/11/91 en Asunción: Olimpia de Paraguay 0, Cruzeiro de Brasil 0
Definición por penales. Para Olimpia marcaron Suárez, Ramírez y Franco, mientras que Carlos Guirland tiró desviado. Para Cruzeiro marcaron: Adilson, Boiadeiro, Mario Tilico, Charles y Nonato. Olimpia 3, Cruzeiro 5
13/11/91 en Buenos Aires: River Plate de Argentina 2 (Rivarola (p) e Higuaín), Cruzeiro de Brasil 0
20/11/91 en Belo Horizonte: Cruzeiro de Brasil 3 (Ademir y Tilico 2), River Plate de Argentina 0
CAMPEÓN

CRUZEIRO 3 VS RIVER 0
Goles: 33' Ademir, de cabeza; 62' y 75' Tilico (Cruzeiro).
“Va a ser difícil, aunque ya demostramos lo que damos en esta clase de finales“, declaraba Ramón Medina Bello luego de que River ganara 2-0 el partido de ida de la instancia decisiva de la Supercopa 1991. La campaña de River en ese semestre daba confianza en una posible consagración en Belo Horizonte.
La Supercopa de 1991 fue la primera en ver incrementada la cantidad de equipos participantes. Colo Colo se había ganado el derecho a jugarla al obtener la Libertadores de ese mismo año, mientras que Atlético Nacional seguía fuera de la competencia. River fue el protagonista excluyente entre los argentinos, todos los demás fueron eliminados en la primera ronda (Independiente por sorteo entró en la semifinal, donde cayó con Olimpia). Y River punteaba el torneo Apertura desde la primera fecha, apuntalado por haber ganado los ocho primeros partidos.
El equipo de Passarella, que había obtenido en ese semestre los servicios de Ramón Díaz, arrancó la Copa ganándole a Gremio por penales en Porto Alegre. Había visto también cómo Boca perdía con Nacional, Argentinos con Santos, Racing con Peñarol y Estudiantes con Flamengo, en la llave que decidía su rival de cuartos. El fixture determinaba que River definiera de visitante en las cuatro rondas del torneo.
El 1-0 conseguido en el Monumental ante Flamengo no era una gran ventaja pero River estaba en un momento óptimo y viajó con confianza a Rio de Janeiro. Yo tenía 11 años y, por circunstancias que no vienen al caso, me tocó vivir ese partido en la Casa Rosada, donde asistí a un acto presidido por el mandatario C. Menem. El partido era a las 19 y el acto, que estaba previsto que empezara a la misma hora, arrancó a las 19:45. Al día siguiente la única referencia que había en Clarín al acto sólo mencionaba que el presidente había asistido a una función en el Salón Blanco en el entretiempo del partido, y cuando volvió a ponerse frente al televisor River ya perdía 2-1.
Ese resultado se mantuvo. Comizzo fue héroe en los penales y clasificó a River para la semifinal con Peñarol. El equipo millonario, que contaba con jugadores como Borrelli, Astrada, Zapata, Silvani y el Tiburón Rivarola, ganó 2-0 el primer partido y 3-1 la revancha en el Centenario, en un encuentro que tuvo incidentes en las tribunas. River no aflojaba en el campeonato (seguía siendo puntero invicto) y estaba en la final de la Supercopa.
El rival era Cruzeiro, el mismo que enfrentó Racing en la definición de 1988. Había eliminado a Colo Colo por penales, a Nacional (ganó 4-0 en Belo Horizonte y el equipo uruguayo bordeó la hazaña al ganar 3-0 en Montevideo), y al último campeón y finalista de la Libertadores, Olimpia, en la semifinal y por penales. Con lo cual ambos equipos tenían campañas parecidas.
El partido en el Monumental, según la crónica de El Gráfico, se jugó ante 60.000 personas que dejaron 800.000 dólares en las boleterías y tuvo media hora de gran fútbol de River. Pero el equipo de Núñez sólo ganaba 1-0 gracias a un penal convertido por Rivarola en el primer tiempo. Hasta que en la agonía del partido Higuaín puso de cabeza el segundo gol que le dio a River una ventaja valiosa para ir a Belo Horizonte.
En el partido decisivo River formó con Comizzo; Gordillo, Higuaín, Rivarola, Carlos Enrique; Hernán Díaz, Astrada, Zapata, Borrelli; Medina Bello y Ramón Díaz. El DT de Cruzeiro, Ennio Andrade, alineó a Paulo César; Nonato, Paulao, Adilson, Celio Gaúcho; Boiadeiro, Ademir, Luis Fernando; Tilico, Charles y Marquinhos.
El partido fue uno de los más grandes bailes que recuerde. La superioridad del Cruzeiro fue indiscutible desde el primer minuto hasta el último, y era cuestión de tiempo que el equipo brasileño diera vuelta la diferencia. Tilico y Charles circulaban la pelota y los jugadores de River no la veían ni cuadrada (?). Los 45 minutos iniciales terminaron 1-0 con gol de Ademir de cabeza gracias a una actuación sobresaliente de Comizzo, que evitó varios goles hechos y fue el único jugador de River que estuvo a la altura de las circunstancias. Según El Gráfico el gol se produjo a los 33 minutos, en la situación de riesgo número 13 de un total de 18 conseguidas por los brasileños sólo en el primer tiempo.
En el segundo período Passarella mandó a la cancha a Toresani por Hernán Díaz, a ver si el Huevo podía recuperar alguna pelota. Pero dos minutos después llegó el 2-0 igualador de Tilico, quien faltando 15 minutos volvió a anotar para el 3-0 definitivo que le dio la Supercopa al Cruzeiro por primera vez.


LINK DE DESCARGA

http://www.megaupload.com/?d=LJJ0K8IV


SOLICITAR CONTRASEÑA




No hay comentarios:

Publicar un comentario