2 de septiembre de 2011

HISTORIA JUNIORS DE BARRANQUILLAS


Junior fue fundado el 7 de agosto de 1.924. El debut en el profesionalismo fue contra el Deportivo Cali en el estadio Municipal de Barranquilla el 15 de agosto de 1.948 con triunfo 2-0. Así se presentaron: Dagoberto Ojeda; Humberto Picalúa, Gabriel “Vigorón” Mejía; Emiliano Gutiérrez, Casimiro Guerra, Juan Quintero; Rigobeto “Memuerde” García, Octavio “Tolimita” Ruiz, Fulgencio Berdugo (Carlos “Boris” Rodríguez), Lancaster De León, Octavio Carillo (Arturo Guarapo” Mendoza). Anotaron los goles L. De león y C. Rodríguez. El primer juego entre Junior y Millonarios se celebró el 26 de septiembre en Barranquilla con resultado a favor de 5 (De León (2), O. Carrillo, González Rubio, F. Berdugo -2 ( G. Granados, A. Castillo). Junior sufrió una de las goleadas más grandes del campeonato al caer en el partido de revancha con Millonarios 6-1 el 5 de diciembre. El cuadro rojiblanco a su vez convirtió la mayor goleada del campeonato a
vencer a Medellín por 8-3. El 14 de noviembre Junior vence a Once Deportivo por 6-0. Esa tarde Carlos “Boris” Rodríguez anota 5 goles para convertirse en el único jugador del cuadro “tiburón” en toda la historia que anotó esa cantidad en un solo juego. El primer autogol en la historia lo convirtió Gabriel “Vigorón” Mejía en el encuentro celebrado el 12 de septiembre Junior: 4 América: 2 a su compañero Dagoberto Ojeda. El primer penal lo convirtió Rigoberto “Memuerde” García al Once Deportivo de Manizales después de que el árbitro Alfredo Cuezzo sancionó una mano de Aldemar “Cutucu” Tenorio el 5 de septiembre. El primer penal desperdiciado en la historia del Junior corrió por cuenta de Lancaster de León ante el arquero Julio ”Chonto” Gaviria quién logra detener el cobro en el partido celebrado el 29 de agosto con resultado final Junior: 2 Santa Fe: 4.

Los insalvables problemas entre Adefútbol y Dimayor llevaron a la máxima rectora de fútbol colombiano a determinar que Junior (tenía los mejores jugadores de la época) asistiera Copa América de 1.949 según compromiso adquirido con anterioridad. La Dimayor no presto los jugadores para la selección lo que obligó a los dirigentes costeños a tomar tal determinación. Los jugadores del Junior se prestaron casi inocentemente, ya que una vez concluyó el evento (mayo-junio), les tocó sobrevivir gracias a giras y partidos amistosos de poca utilidad. El equipo colombiano terminó último, empató con Chile y Uruguay, y perdió todos los restantes partidos con Paraguay, Perú, Brasil Ecuador y Bolivia. El Junior fue suspendido por dos años, pues la Dimayor le había advertido que si participaba en la Copa América tendría que atenerse a las consecuencias. A final la suspensión no se dio y el Junior reapareció con una lluvia de estrellas brasileñas en el torneo de 1.950. Los primeros brasileños contratados fueron Haroldo Carijó, Gil Bernardo y el delantero Edgar Pinho.
Es contratado Heleno de Freitas, los también brasileños Marinho Rodríguez de Oliveira; Elva de Padua “Tim”; Gerson Dos Santos, Ary Nogueira César y el rumano Alejandro Negrescu. Heleno debutó el 26 de marzo en partido que empataron 0-0 con Bucaramanga. La tarde del 14 de Junio le convirtió un gol de mitad de cancha a Gabriel Ochoa Uribe en partido que ganaron a Millonarios 2-1 después de un pase corto de Demóstenes César. Su mejor producción individual fue en los juegos contra Cúcuta y Once Deportivo al convertirle 3 goles a cada uno. El primer gol en Colombia lo anota en el clásico frente a Sporting al arquero Ricardo “Platillo volador” Cardozo en partido que perdieron por 3-2.Termina en la novena posición. En 1.951 es octavo, en 1.952 séptimo y en 1.953 termina en la octava posición.
Desfilan grandes figuras que no lograron realizar una destacada campaña en estos primeros años: los brasileños Adao Phinio Da Silva, Norival Pereira Da Silva, Wilfrido Silva Sacramento “Vivinho”, Waldir Do Espíritu Santo, los húngaros Laszlo Szoke, Bela Sarossy Malteny, Irme Danko, el checoslovaco Miguel Uram y el argentino Heraldo Ferreyro después de jugar en Santa Fe. En 1.952 el Junior adquirió cinco argentinos de registro del Atlético Bucaramanga en la temporada anterior. Los delanteros Carlos Alberto Gambina, Raúl Dimarco, Miguel Angel Zazzini, Enrique Pessarini y el volante Nicolás Ginastasio. Además el volante costarricense Carlos Alberto Umaña también de registro del cuadro “Canario”. Para el año siguiente Ya no se presentan grandes contrataciones, los equipos tienen que recurrir a transferencias domésticas pues la afición se ha terminado al igual que el dinero para asistir a un espectáculo que había traído los mejores equipos y jugadores del mundo. El cuadro barranquillero fue perdiendo paulatinamente sus jugadores por problemas económicos hasta el punto de marchase del campeonato por muchos años.
Debutó en el Pascual Guerrero contra el América en Cali con resultado adverso 1(Edgardo “Kuki” López)-0 el 30 de enero. Arbitro: Mario Canessa. Su primer triunfo fue el domingo siguiente contra el Quindío 1-0 con gol de Paulo César Lima. Su primera derrota como local el 13 de marzo al caer por 0-2 con el Deportivo Cali y su primera victoria como visitante frente al Tolima por 1-3 en Ibagué. En los partidos consecutivos contra América (julio 20) Quindío (julio 24) y Caldas (julio 31) Dida anota 7 goles. La mejor producción del año fue contra Quindío en Barranquilla al que venció por 7-1. José Antonio “Toño” Rada Convirtió 3 goles en los juegos de Agosto 7 (Bucaramanga), Nov 11 (Nacional) y Nov 20 (Tolima). El 12 de octubre en el partido que Junior le gana al América por 4-2, “Dida” anota uno de los mejores goles del campeonato. Antonio Rada habilita al brasileño con un centro entre Castillo y Largacha; de espaldas a la portería realiza una hermosa chilena para convertir el segundo gol juniorista.. Termina en el octavo puesto.
En 1.967 logra un quinto lugar, en el 68 es cuarto detrás de Millonarios luego de perder en serie extra, en 1.969 nuevamente es quinto y en 1.970 logra el subcampeonato con la orientación técnica de Luis Alberto Miloc. Para destacar la presencia de los uruguayos William Martínez, Nelson Díaz, Mario Thull, Andrés Salazar, Eduardo Rivera, Julio César Curvelo, Jorge Luis Oyarbide y el mundialista Eliseo Alvarez; los brasileños José Romeiro Cardozo, Waldir Cardozo Lebrego “Quarentinha, Armando Miranda, Jailton Dos Santos, Homero Nivaldo Peixoto, Luis Carlos Cunha, Ayrton Dos Santos, Benedicto Ferreira “Escurinho”. Eduardo Texeira Lima, Jorge Dacunha “Pesarinho”, hermano de Alberto Oton, Manuel Dos Santos “Garrincha” ex Botafogo y Selección de Brasil quién actúo en un solo partido (Agosto 25) con Santa Fe en Barranquilla que perdió el cuadro “Tiburón” por 2-3; los nacionales Efraín “Caimán” Sánchez; Alfredo Solano, Rolando Serrano, Luis Largacha, Alfonso Tovar; Mario Moreno, Jesús “Toto” Rbio, Eduardo Carrillo; los argentinos Adolfo Vásquez, Osvaldo Pérez, Galdino Luraschi, Alejandro Medina, Omar Abel Miguelucci, Francisco Brandan, Alfredo González, Albino Valentini yl Reinaldo Volken.

Para 1.977 Varacka siguió al frente del equipo y realizó pocos pero importantes cambios para esta temporada. Llegan el volante Eduardo Solari y los delanteros César Lorea quién actuaba en el Cali y Camilo Abelardo Aguilar, Oscar Bolaño ex Santa Fe, Ariel Valenciano regresa de Nacional, Alfredo Arango ex Bucaramanga, el volante argentino Carlos Alberto Vidal y los nativos Elías Guillén, Carlos De la Torre, José Barros. En el torneo Apertura se consiguió el primer lugar en una estupenda actuación con 12 partidos ganados, 11 empatados y solo 3 derrotas con Cali (1-0), con América (2-0) y con Tolima (1-0). Fue Junior un equipo arrollador, con disciplina, temperamento, fuerza y definición. En el Finalización terminó séptimo del grupo “A” con solo 5 triunfos y 8 empates y 8 derrotas. A pesar de no haber realizado un buen torneo Finalización todo el mundo sabía que el Junior tenía serias aspiraciones y contaba con los
jugadores para lograr su primer título. Antes de iniciarse el Hexagonal José Varacka solicitó un fuerte incremento en su contrato el cual no fue concedido por la Junta Directiva nombrando como su reemplazo para el gran final al jugador Juan Ramón Verón quién dirigió con acierto respondiendo con creces a la confianza depositada en él. En el hexagonal se inició con dos importantes triunfos frente a Bucaramanga (0-1) y Millonarios (1-0). Cayó luego contra el Cali (3-2), derrotó a Santa Fe (3-2) y perdió con Nacional (2-0) para terminar la primera vuelta. Derrotó en Barranquilla a Bucaramanga (3-2), empató en Bogotá con Millonarios 0-0 cuando ya se había cerrado la lucha entre “Embajadores” y “Tiburones”. En la fecha siguiente se dio un paso definitivo al título, Junior derrotó al Deportivo Cali (1-0) mientras Millonarios caía en Bogotá con Bucaramanga por el mismo marcador. Llegó el momento definitivo, Junior tenía que enfrentar a Santa Fe en Bogotá y Millonarios al Cali en la sultana del Valle. En Bogotá habían empatado a 0 goles el 17 de abril y 2-0 había ganado el cuadro “Cardenal” el 23 de octubre, en Barranquilla habían empatado 1-1 (Junio 16) y había ganado Santa Fe 0-1 (14 Agosto), pero los jugadores del Junior sabían que se jugaban el título y había que poner todo en el terreno de juego. gano el cuadro tiburón 1-2, logrando quebrar el invicto santafereño del año y se ganó la primera
estrella de la historia ya que Millonarios perdía por 4-0 con el Deportivo Cali. El árbitro del partido fue Angel Coerezza (Argentino). En la última fecha se ganó 1-0 a Nacional con gol de Aguilar confirmando el primer campeonato, dando la vuelta olímpica frente a su afición y celebrando con entusiasmo y alegría después de 30 años de ausencias, luchas y frustraciones.
Para 1.980 la dirigencia apostó a ganador y contrató nuevamente a José Varacka tratando organizar un equipo con disciplina, trabajo y entrega que eran las cartas de presentación del estratega argentino desde su primera gestión frente al cuadro “Tiburón”. Gana el torneo Apertura con lujo de detalles. Pierde únicamente 3 partidos con Medellín (2-0) en la primera fecha del torneo, permanece invicto las 10 fechas siguientes para caer con Pereira 1-0. Dos triunfos y pierde su tercer juego del torneo con Magdalena por 3-0. Luego bate su propio registro al permanecer 16 fechas invito entre mayo 15 y agosto 20 incluyendo siete empates consecutivos. Para el segundo torneo da oportunidad a los jugadores jóvenes y cumple una de las más pobres campañas de toda su historia. Pasan 12 fechas sin triunfos de 10 juegos no gana sino 1 y en los cuadrangulares finales hace exactamente lo contrario de 12 juegos no pierde sino uno para ubicarse nuevamente primero en el segundo cuadrangular El único partido que perdió en las
finales fue contra el Once Caldas por un marcador inusual: 7-2 pero ese día presentó el equipo suplente ya que estaba clasificado para el cuadrangular final. Para el último cuadrangular debe enfrentar a los dos equipos de Valle del Cauca y Atlético Nacional. Derrota a Nacional en Medellín (1-2), vence al Deportivo Cali ((2-1), empata con América (1-1) en la sultana del valle. En la segunda vuelta vence al cuadro “escarlata” (1-0), empata con el Cali (2-2) en el Pascual Guerrero coronándose campeón y en la última fecha y como hace 3 años cuando se coronó campeón por primera vez vence a Nacional en Barranquilla para dar la vuelta olímpica y regalarle a su afición una alegría inmensa con este segundo título.

La junta directiva realiza un gran esfuerzo y refuerza el equipo con importantes jugadores argentinos. Llega el “Indio” Jorge Solari quién recomienda la contratación Carlos Babington, Edgardo Bauza, Oscar Alberto Celeste, Daniel Carnevali, Norberto Héctor Díaz quién había jugado en el 80 con el Once Caldas y Santiago Santamaría. También se incorporaron Eladio Vásquez del Deportes Tolima y Tony Salja del Magdalena. En el torneo Apertura termina 1° del grupo “B” con 14 triunfos, 0 empates y solo 4 derrotas para 26 goles a favor y 18 en contra. Su peor momento se presenta cuando de 14 puntos solo consigue 4 en 7 partidos. Su mejor momento se da cuando permanece invicto 9 fechas superando la mala racha anterior. En el Apertura el cuadro “Tiburón es protagonista de la mayor goleada del campeonato al vencer al Bucaramanga por 8-1. Dos meses antes el Bucaramanga había vencido al Junior en Barranquilla 1-3 quebrándole una racha de 24 fechas invicto. Fue una contundente revancha. En la final del campeonato se pierden tres partidos: con el campeón América ( 1-3 y 4-2) y con Millonarios en Bogotá (1-0) para conseguir el tercer subcampeonato de la historia. En resumen juega 14 partidos gana 7, empata 4 y pierde 3 convierte 24 goles y le hacen 14. Un buen año para el cuadro “Tiburón”.Se pudo ganar el campeonato ya que a pesar de perder sus dos partidos con América la diferencia final fue la bonificación de 0.75 la que definió el título.
En 1.993 se realiza una transacción en la cual se concreta la salida del paraguayo Javier Ferreira para el América de Cali, el regreso de dos grandes jugadores a la institución: Alexis Mendoza y Miguel Angel “Niche” Guerrero, la contratación de Carlos “Pibe” Valderrama quién actuaba en el Medellín, el regreso de Iván René Valenciano luego de su corto paso por el fútbol italiano. La jerarquía de los jugadores contratados cambia rápidamente la opinión de la afición y los resultados empiezan a darse. Termina primero del grupo “B” y disputa con el Once Caldas Primero del grupo “A” la Bonificación empatando 1-1 en Barranquilla y perdiendo 3-2 en Manizales para quedarse con el 0.75. Gana el Torneo Finalización, aunque pierde a su goleador Valenciano por varias fechas ante una infortunada lesión dándole oportunidad al “Niche” Guerrero de ganar el “Botín de Oro”, es segundo del grupo del grupo “A” en la semifinal y gana el cuadrangular final en una fecha angustiosa e inolvidable. La final fue una de las más emotivas en la historia del fútbol colombiano. Antes de iniciarse la última fecha Junior era primero, Medellín segundo, Nacional tercero y América cuarto. Al finalizar el primer tiempo América era el campeón ya que le ganaba a Junior 1-0 (Valenciano había desperdiciado un cobro de pena máxima atajado por Oscar Córdoba a los 35’ y Nacional y Medellín empataban 0-0. A los 76’ minutos Junior anota el segundo gol y es el campeón, pero América empata a los 82’ minutos, Medellín pasa a ganar 1-0, el campeón ahora es el Medellín. En el minuto 89’ Osvaldo Mackenzie anota el gol del triunfo del Junior y es campeón el cuadro “Tiburón”. El único que no fue campeón en aquella jornada fue el Atlético Nacional. Nunca una final fue más emotiva, nunca antes el país estaba pendiente de saber quién sería al campeón, solo en el último minuto se supo que el Junior luego de un año donde siempre estuvo arriba concretaba por tercera vez la obtención del título que lo ganaba por primera vez en su propio patio.

En 1.995 es contratado Carlos “Piscis Restrepo quién solicita un delantero más como única incorporación y se vincula a prueba el brasileño Marcio Rodríguez Cruz. La Dimayor cambió el sistema del torneo tratando de unificar el calendario los torneos europeos con el supuesto objetivo de facilitar la excursión de los equipos profesionales en giras y torneos que permitieran crear un mercado para el futbolista colombiano. Se jugó entonces el campeonato a 30 fechas en partidos de ida y vuelta todos contra todos. El torneo se denominaría “Nivelación” y el primero y segundo participarían de la Copa Libertadores del próximo año. Durante el torneo Nivelación se suceden varios hechos históricos para la institución barranquillera: 16 fechas invicto entre el 12 de marzo y el 4 de mayo; seis triunfos consecutivos frente a Medellín (3-2), Tolima (0-1), Once Caldas (4-3), Tolima (0-3), América (3-2) y Quindío (1-0); Iván René Valenciano se convierte en el goleador histórico con 84 goles, dejando atrás la marca de Nelson Silva Pacheco quién había conseguido 83, al vencer a Jorge Roverano el Unión Magdalena el 19 de marzo; el mismo valenciano consigue el gol 100 de su carrera deportiva al vencer a Juan Carlos Henao del Once Caldas el 31 de mayo; permanece invicto en calidad de local durante todo el torneo.


Desde finales del año anterior se había definido de parte de la Junta Directiva la contratación del estratega antioqueño Juan José Peláez. La intención inicial era retomar el camino con las divisiones inferiores confiando en la capacidad del nuevo estratega que había trabajado y promocionado muchos jóvenes al profesionalismo. A su vez, fue contratado Norberto Peluffo, para que organizara el trabajo de las diferentes categorías inferiores. Infortunadamente al técnico Peláez no le fue bien, dirigió 19 partidos con 7 triunfos, 4 empates y 8 derrotas. Dirigió por última vez en Neiva ciando el cuadro “Tiburón” perdió por 2-1 con el Huila (11 junio). Asume entonces Peluffo y el equipo adquiere una nueva fisonomía y se mantiene invicto en las siguientes siete fechas. Termina sexto del Apertura. Para el torneo Finalización se consigue el tercer lugar con 10 triunfos, 8 empates y solo 4 derrotas. En la era Peluffo se pierde por segunda vez en el año como local con América (1-3), el primero lo había perdido con Cali (1-3) en la época de Peláez. Mantiene luego 13 fechas invicto disputando los primeros lugares. Ya en el cuadrangular final pierde en la primera fecha con América (2-0) y se mantiene invicto en las últimas cinco. En la última fecha enfrentó a Santa Fe en el Campín con resultado final 1-1. A los 21’ minutos Marco Cardoso aprovecha un centro de Eulalio Arriaga para meter el cabezazo (único gol extranjero de la final) y vencer a Leonel Rocco. Junior era el campeón. Durante 44’ minutos mantuvo el título ya que no dependía de ningún resultado. Pero en un imperdonable descuido de la defensa, Aldo Ramírez consigue un rebote y de potente remate vence Agustín Julio. El empate le quitó a Junior el título y a Santa Fe la posibilidad de ir a la Copa Libertadores. La celebración se fue para Cali donde el cuadro “Escarlata vencía al Tolima 2-0 y se coronaba campeón.

El cuadro barranquillero arrancó el torneo sin muchas aspiraciones ya que no contaba con los dineros suficientes para contratar jugadores. Es contratado Dragan Miranivic quine impone un rígido sistema de juego con disciplina o orden y el equipo empieza a conseguir valiosos resultados. No cumpieron con las expectativas Marcos Cardoso, el goleador Orlando Ballesteros y Leonardo Riojano que debió abandonar el equipo por problemas disciplinarios. En la serie final frente a Once Caldas por el título, no se jugó bien en el primer partido en Barranquilla (0-0) dilapidando varias oportunidades de gol en un partido enredado y de mucha marca. En Manizales cayó (1-0) pero el juez Henry Cervantes no sancionó un penal a los 83´ minutos cuando Edison Cardona tomo de atrás a Orlando Ballesteros quietándole la posibilidad al cuadro juniorista de disputar la final mediante el cobro de tiros desde los 12 pesos en caso de que hubiera convertido y el partido hubiera terminado igualado. A cinco minutos del final Jefrey Díaz se come el segundo y a solo 3 de finalizar el partido los hombres de Junior reclaman un nuevo penal por falta de Vanegas sobre Arriaga que el árbitro no sanciona. De todas maneras una excelente campaña cuando poco se esperaba del cuadro costeño.

Miguel Angel López como en muchas otras oportunidades llega para hacerse cargo del equipo. Fue un torneo atípico ya que el cuadro tiburón pierde cuatro partidos, todos de local, pero se mantiene invicto como visitante con tres triunfos frente Millonarios, Magdalena y Bucaramanga y 5 empates para ubicarse en el octavo puesto y lograr la clasificación a los cuadrangulares finales. Le corresponde el cuadrangular “B” con Cali, Medellín y Bucaramanga. Gana lejos el derecho a disputar la final merced a sus tres triunfos como local, victoria sobre Bucaramanga como visitante, empate en Cali y solo una derrota frente a Medellín en el Atanasio Girardot. El 15 de diciembre se disputó el primer partido de la final en la Ciudad de Barranquilla con resultado 3.0 a favor del cuadro tiburón con goles de Leonardo Fabio Rojano, Haider Palacio y Roberto Peñalosa. Todo hacía presagiar que el cuadro barranquillero ganaría el título sin angustias en Medellín gracias a la cómoda ventaja obtenida. Nada más lejos de la realidad, Nacional no estaba dispuesto a perder la posibilidad de ganar su octavo título frente a sus parciales. El segundo juego se realizó el 21 de diciembre en el Atanasio Girardot. A los 22 minutos del segundo tiempo Héctor Hurtado anota el quinto gol verdolaga lo que le daba el título a los verdes. Pero como en el fútbol esta lleno de sucesos impredecibles, a solo 2 minutos de concluir el partido Walter Ribonetto remato un balón que había rechazado Milton Patiño para poner el 5-2 definitivo. Ahora el cobro desde los 12 pasos definiría el campeón el cual gana Junior por 4-5. Junior con una camiseta amarilla ganaba un título increíble ya que a solo 3 minutos de finalizar el partido todo era verde.

LINK DE DESCARGA

http://www.megaupload.com/?d=FMOEB98B
http://www.megaupload.com/?d=036KBJ3Z
http://www.megaupload.com/?d=5XSMP2DK
http://www.megaupload.com/?d=65LJSUHX

SOLICITAR CONTRASEÑA


















1 comentario:

  1. Hollá , gostaria de saber a contrasena desse documentario

    ResponderEliminar