18 de marzo de 2012

BOX RETRO HISTORICO VICTOR E. GALINDEZ VS RICHIE KATES

BIOGRAFIA VICTOR EMILIO GALINDEZ Dos puntos clave de la carrera de Víctor Emilio Galíndez -un peleador generoso, un guapo, un boxeador indisciplinado- se recuerdan por estos días.Se cumplieron 34 años de la primera defensa del título mundial de los medio pesados de la AMB en Johannesburgo, ante el sudafricano Pierre Fourie. Y son 30 los años desde la reconquista de esa corona frente al estadounidense Mike Rossman en el Superdomo de Nueva Orleans. Fue un personaje singular Víctor Galíndez. Nació en Vedia el 2 de noviembre de 1948. Horacio García le enseñó los palotes en Tigre y Oscar Casanovas trató de enderzarle el estilo desbordante. Aparecía, prepotente, por Lavalle y Bouchard con su Fiat 600 tapizado con piel de tigre. Y provocaba con una simpatía que le desarmaba la intención.
Le vio pasta Tito Lectoure. Y lo apañó hasta conseguirle la chance por el título mundial vacante, por primera vez en el Luna Park, ante el estadoundiense Len Hutchins. Lesionado -por un accidente de tránsito que había sufrido días antes- le dio una paliza el 7 de diciembre de 1974. Y así empezó la serie de defensas exitosas peleando contra los rivales y contra su propia desidia. Primero Fourie. Por puntos. Y los otros. Hasta la epopeya de Richie Kates (1976), la cara sangrante hasta el nocaut en el último instante del combate. 22 de mayo de 1976, tiene una doble connotación. Porque ocurrió un triunfo memorable de Víctor Emilio Galíndez, entonces campeón mundial de los medio pesados, ante el estadounidense Richie Kates, en Johannesburgo, Sudáfrica, una horas después de producido el asesinato de Oscar Ringo Bonavena, un querido fanfarrón de Parque Patricios, guapo y hasta campeón, en Reno, Nevada, Estados Unidos, cuando tenía tan sólo 33 años. Pero sus descuidos en los entrenamientos le hicieron, al fin, resignar la corona, tras diez defensas, ante Mike Rossman en setiembre de 1978. La revancha fijada para febrero de 1979 en Las Vegas se frustró porque su estado físico lamentable obligó a una decisión quijotesca de Lectoure. Se fueron del estadio -con una excusa de jueces no legales- minutos antes del comienzo de la pelea. Pero lo siguió entrenando Lectoure. Y consiguió una nueva chance para el 14 de abril en Nueva Orleans. Oscar Rodríguez, el entrenador, montaba guardia nocturna en la puerta del baño de la habitación para que no tomara agua.
Lo vapuleó a Rossman. Hasta hacerlo abandonar en el noveno. Fue el primer boxeador en recuperar el título medio Si aquel Victor Emilio Galíndez, que dejó desparramada su sangre en los más diversos escenarios del deporte del mundo, aun estuviera entre nosotros, hoy andaría rondando los 60 años y a partir de esa hazaña de Sudáfrica y de la desaparición temprana de las otras grandes figuras del boxeo argentino, gozaría de altísimo prestigio, reconocimiento público, mediático y seguramente hasta político. Galíndez era rebelde por naturaleza, indoblegable y extremo como lo era en el ring, también era de la misma manera en la calle, en el gimnasio o en sus declaraciones. No comulgó nunca con los gobiernos de la Dictadura Militar que comenzó aquel año 1976 de su victoria ante Richie Kates. Su rebeldía, su pelo largo, su indisciplina y su apego a la vida nocturna, lo colocaban automáticamente en las antípodas de la severidad de las formas de entonces. Pero era viril, arrogante, ganador y podía ser brutal, quizás el poder político de entonces nunca quiso saber de sus desplantes, estaba dispuesto a seducirlo a cualquier costo. Pero no se puede seducir la bravía alma de un Leopardo.
LINK DE DESCARGAS http://rapidshare.com/files/2423690726/VTS_01_3_xvid.mkv http://rapidshare.com/files/879981540/VTS_01_1_xvid.mkv http://rapidshare.com/files/2457319491/VTS_01_2_xvid.mkv SOLICITAR CONTRASEÑA

No hay comentarios:

Publicar un comentario